MARIO MARTINEZ SEMILLA DE LIBERTAD, ESPERANZA Y JUSTICIA A 34 AÑOS DE TU PARTIDA

Tu sacrificio ha sido semilla de libertad y de esperanza que impulsa a cada uno de nuestros corazones, tal como lo hizo en la lucha que dimos contra la Dictadura lo hace hoy en la búsqueda de una sociedad justa y fraterna con respeto irrestricto de los Derechos Humanos.



El Sábado 2 de agosto de 1986 alrededor de las 12:00 horas, Mario sale de su casa rumbo a la casa de un amigo, destino al que nunca llegó.

A esa fecha Mario se desempeñaba como secretario General de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago y Secretario de Finanzas de la Confederación de Estudiantes de Chile, CONFECH. Desde dicho cargo investigaba a los agentes de seguridad que operaban en la Universidad de Santiago.



Su cuerpo fue encontrado por recolectores de algas en el sector de Santo Domingo en la Quinta Región el miércoles 6 de Agosto. La Dictadura nos había quitado a uno de los nuestros.

El cuerpo de Mario fue velado en la Iglesia de La Recoleta Dominica acompañado de una multitud de personas con los corazones apretados y una pena tremenda acosados por las fuerzas policiales y los organismos de seguridad. La interpretación del Nunca Más en las voces de los Sol y Lluvia nos impactó a todos.



Al término de la misa amigos, camaradas y compañeros lo llevaron en sus hombros, se turnaban en el trayecto a pie hasta llegar al cementerio para llevarlo en sus hombros resistiendo las bombas lacrimógenas. Hubo que hacer cadenas humanas unas tras otras para proteger su ataúd.





En el cementerio el homenaje estuvo encabezado por el Presidente del PDC, Gabriel Valdés, quien denunció a la Dictadura por el asesinato de Mario; por el Presidente del Confech Humberto Burotto y el Presidente de la JDC Andrés Palma





En mensaje que desde la cárcel envío Andrés Rengifo, Presidente de la Federación de Estudiantes de la Usach decia : "Mario, cuántas generaciones del movimiento estudiantil, te deberán el haber forjado una organización como nuestra Federación, en la cual podemos defendernos solidariamente de la militarización de la enseñanza. Tú fuiste el primero en acusar a quienes asesinaron a Oscar Fuentes y Julio Santibañez, tú encabezaste la solidaridad de la Federación con Carmen Gloria Quintana.

Camarada Mario  el más claro, el más abierto en “construir una patria para todos"

JUSTICIA PARA MARIO MARTINEZ